La Colegiata de Santa María la Mayor

La Colegiata de Santa María la Mayor de Bolea (Huesca) fue construida entre los años 1541 y 1559. Para su edificación se aprovecharon los restos de un templo anterior de origen románico situado en el mismo lugar.

El maestro de obras fue Pedro de Irazábal, de origen vasco. Los elementos arquitectónicos que la forman en su mayor parte corresponden al Gótico y al Renacimiento.

La Colegiata de Bolea fue declarada Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional (BIC) el 23 de febrero de 1983. Es la Iglesia parroquial de Bolea y forma parte del Patrimonio de la Diócesis de Huesca.

Su mantenimiento, tutela y difusión turística y cultural corre a cargo de la Asociación de Amigos de la Colegiata de Bolea, entidad sin ánimo de lucro, creada por iniciativa popular en el año 1991 y que cuenta con 440 asociados.